mis polemicas digitales

Mis polémicas digitales

Lo que escucharán a continuación estaba en mi mente desde hace tiempo, y aprovechando que este mes estoy de cumpleaños doble (porque cumplo yo y cumple mi marca), decidí lanzarme con todo.

Este podcast NO ES APTO PARA SENSIBLES.

Habrá quienes se rían, y habrá quienes se ofendan. Me saben a culo los que se piquen. Lo aclaro de antemano. Dije lo que tenía que decir, sin ponerle, ni quitarle. Sin tergiversar ni una línea.

Los que me conocen de verdad saben que no soy de inventar vainas ni armar falsos testimonios. Si me pasan cosas buenas, las digo, y si me pasan malas, también las cuento sin pelos en la lengua.

Mis polémicas digitales es un podcast que me salió del alma (y del hígado). Solté eso que por mucho tiempo había querido hacer público. Ahora les toca a ustedes, oyentes, oír y difundir, u oír y callar. (Supongo que ya sé lo que siente un gay al salir del clóset).

Gracias de antemano a los que sé que se lo van a enviar a los mencionados aquí. Ustedes, chismosos, son los verdaderos causantes de la viralidad en redes sociales.

¿Qué tal?

¿Te gustaron mis polémicas digitales?

Con este mega desahogo de 60 minutos (mi podcast más largo hasta la fecha) los contadores se ponen de nuevo en cero, listos para recibir nuevas polémicas, nuevos llorones, nuevos vivos de la pepa, nuevos copiones, nuevos estafadores.

Espero que hayas tenido el valor de escuchar el podcast entero. Si lo hiciste, es porque realmente sabes el tipo de persona que soy, y aprecias lo que digo. (O eres burda de chismoso, y necesitabas escuchar todo para poder contárselo a tus panas).

De cualquier forma, gracias. Gracias por quedarte 60 minutos en mi web y hacer que descienda la tasa de rebote, colaborando con mi posicionamiento en Google. Cuando los visitantes de una web pasan bastante tiempo en un sitio web le están indicando al algoritmo de Google que su contenido es bueno, y esto Google lo toma como criterio para indexar mejor la web en cuestión.

¿Viste? En este blog SIEMPRE aprendes algo nuevo.

Y recuerda: rodéate de gente sincera y que te aprecie tal cual eres. No le des cabida en tu vida y en tus proyectos a cualquier pendejo que venga con el rabo entre las patas a pedirte ayuda o apoyo.

Si tienes dudas sobre cómo hacer esto que te digo, contáctame, y te doy unas clasecitas para blindarte y protegerte de esas ratas.

Aquí tienen algunos (no todos) links de acceso a los pendejos y los casos que mencioné en el podcast:

Me faltaron links en esta lista. Son muchos los malcriados digitales o los gafos con los que me he topado en este largo recorrido, y estoy seguro que tú también te habrás topado con algunos cuantos.

En próximos podcasts seguiré contándoles más anécdotas digitales. Sin duda que todo esto nos sirve para aprender.

Nos escuchamos/vemos/leemos en otro post.

Gracias por estar ahí.

¿Te gustó este podcast?

Recuerda que puedes escuchar este y otros podcasts suscribiéndote a mi perfil en Google Podcasts.

Déjame tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba