En Venezuela cualquiera es “gurú”

Cada vez que veo a gente “derretida” o “deslumbrada” por este par de personajes de la actualidad digital de Venezuela no dejo de preguntarme: ¿Por qué el venezolano es tan idiota?

¡Y es que sí! ¡Somos idiotas, faranduleros, estúpidos! Apoyamos a todo lo que está de moda, queremos tomarnos la foto con el personaje del momento, aplaudimos cuando todos aplauden y queremos formar parte de esa ola, de esa mayoría que alaba algo porque es “trendy”, porque tiene muchos seguidores, porque es lo más “in”.

¡Gafos!

Pero déjenme aclararles algo: no voy aquí a hablarles de este par de personajes porque tengo envidia, celos, me siento menos que ellos o porque me remuerde el alma no tener la fama que ellos ostentan. No. Eso no me quita el sueño. Sé quién soy, qué tengo, qué hago y a dónde voy. No necesito de la aprobación o el aplauso de la “mayoría” para seguir mi recorrido por la vida.

Escribo esto porque es necesario que A LOS TARADOS les digan las cosas en su cara.

Probablemente muchos de los pendejos que salen corriendo a comprar una entrada para un show de Irreal, o a una conferencia de Psicoterror lo hacen porque están de moda. Pero con total seguridad desconocen el pasado, el origen o la verdadera cara de estos fantoches.

¿Te has preguntado dónde estaba Irreal en el 2002, por ejemplo? ¿Qué hacía Psicoterror en el 98? No tenían ni fama ni popularidad, ¡Ni los conocías!

-¿Y qué importa?- dirás tú.

¡Claro que importa!

Ir por la vida aplaudiendo nuevos gurús y expertos de la vida y la tecnología no es como que muy sensato… ¿o sí?

A ver. Te voy a poner un poco en contexto, para ver si de una buena vez pones los pies sobre la tierra.

Irreal psicoterror 2

Hablemos de Psicoterror. Gordo frustrado, que empezó hace unos cuantos años a meterse por las redes sociales con los gordos, los obesos, los pasaditos de kilos. Se burlaba, se mofaba y se formaban grandes “trifulcas digitales” por Twitter de gente ofendida por el tipo y de gente que le aplaudía la gracia. El psicólogo (?) en cuestión no era famoso ni nada. Simplemente tenía una comunidad de crecientes seguidores cuando aún ni Instagram ni Snapchat existían. El tipo era un gordo enfermo, y casi pela bola en una clínica por mala praxis (y, evidentemente, por gordo mantecoso). Casi se lo lleva la pelona. Lo cierto del caso es que se hizo una cirugía bariátrica y empezó a perder peso. Luego reapareció en las redes sociales más delgado, “agradecido por la nueva oportunidad de vivir”, y “ayudando a otros” a través de asesorías por Skype.

Esto, evidentemente, le empezó a hacer ganar popularidad entre los grandes frustrados, deprimidos y estresados del país. Así como Carlos Fraga, Hermes, Adriana Azzi, el Arquitecto de Sueños y muchos otros charlatanes, la gente cree en todos estos “ángeles” que tienen una “misión de vida”: traer un mensaje de “sí se puede”, “tocar almas”, “¡puedes cambiar!”.

¡PURA PAJA!

El tal Psicoterror en realidad seguía siendo un patán en la vida real. Nada de amor, mensajes, ayuda o empatía. Un simple charlatán que “habla bonito”, tiene léxico y sabe cómo mojarle las pantaletas a unas cuantas mujeres faltas de cariño masculino. ¡Puro show!

De hecho, si ves sus videos, te darás cuenta de lo falso que es el tipo. En sus videos (que los he visto, para poder hablar con bases), el tipo lo único que usa es la retórica: te sonríe con cara de “yo no fui”, te enreda y te hace asentir como un bobo, cual vendedor de Herbalife. Pero en sus redes sociales te insulta, te manda a comer mierda por DM, y si lo denuncias, o lo trolleas (como él mismo hace), te bloquea. Sí, ya a mí me bloqueó en Twitter hace algunos años tan sólo porque le manifesté que pensaba distinto a él respecto a un tema político que ya ni recuerdo… me dijo un poco de estupideces por mensaje privado y me bloqueó. Y muchas personas después me manifestaron que les había pasado exactamente lo mismo.

Además, el tipo ha estado envuelto en una serie de escándalos por maltratador, mala paga, mal jefe, estafador… en fin.

Recientemente el tipo nuevamente engordó y se ha enfermado, motivo por el cual ha suspendido varias de sus presentaciones, por lo que lo han tildado de estafador e incumplido en repetidas oportunidades. Y aparentemente sufre de trastornos de bipolaridad, puesto que a veces amanece de buenas y te trata con amor y cariño, y otras amanece falta de totona (o machete, ¿quién sabe?) despotricando de todos y mandando a comer mierda a Raquel y todo aquel.

Con un prontuario así tienes que ser BIEN WEBÓN para aplaudirle, para comprar sus conferencias e ir a ver a un falso de mierda que se ríe de ti y te saca tu dinero tan sólo por decirte lo que quieres escuchar: ¡nada!

Verdaderamente Venezuela es el país de las oportunidades: ¡cualquier estúpido que hable medio bien tiene el éxito asegurado!

Irreal psicoterror 3

Hablemos de Irreal. Lo más falso y nulo que he visto pasar por las tarimas iluminadas de la fama en Venezuela (después de Chávez, claro está). ¿De dónde salió éste? Se hizo famoso por casarse con una conocida presentadora de TV. Una brutica con las teticas hechas. Sí, la misma que la cagó en la rueda de prensa de Metallica, preguntando una soberana estupidez. Y no sólo con Metallica, ya que son legendarias sus estupideces en entrevistas y con personajes verdaderamente importantes y famosos de talla mundial.

Con esta “fama prestada” el tipo se apalancó, y surgió de la noche a la mañana como el “papá de los helados de las redes sociales en Venezuela”. Un gafo que lo que hace es decir chistes malos que sólo le aplaude la esposa, que TRATA MAL a todos sus seguidores, que insulta al que le hace preguntas incómodas y que por tener el apoyo de muchos de sus seguidores ya cree que tiene a Dios agarrado por las bolas.

-“Pero el tipo tiene muchos seguidores en sus redes, y tiene una agencia de publicidad, ¡sabe bastante!”- dirás tú.

¡Claro! Tener muchos seguidores en las redes sociales lo hace cualquiera. Tener una agencia de publicidad y un título de mercadeo también. Obtener un diploma de Community Manager, de Marketing Digital o de estrategia en Social Media también. ¡Busca en Google! Tú también puedes tener esos diplomas que han hecho de él “el sabelotodo de las redes sociales en Venezuela”.

Es más, te cuento algo: Si tú, que lees esto, te dedicas a buscar tutoriales en Google acerca de estrategia digital, marketing, posicionamiento web y otras cosas, te apuesto que quedas mejor preparado que el IRREAL este.

Es así. Gracias a la farándula el tipo se posicionó. Y eso no está mal, si lo analizamos en frío. El tipo hace shows multitudinarios con otros personajes (de los cuales también pronto escribiré), tales como la exprepago Yeilove, la gorda frustrada y marimacha tierrúa de Vanessa Senior, o los maricones de La Divaza o TonnyBum. Eso está bien, porque son shows para reír y aplaudir (para los que disfrutan esas estupideces), pero de ahí a decir que EL TIPO ES EL QUE MÁS SABE DE REDES SOCIALES EN EL PAÍS, QUE LO QUE TOCA LO CONVIERTE EN ORO, Y QUE ES EL MEJOR ESTRATEGA DIGITAL DE AQUÍ, es otra cosa. ¡No seas imbécil!

El tipo no es más que una “cara bonita” con unos tatuajes, una esposa famosa (por bruta) y unos amigos enfermitos sexuales showseros. ¿Lo vas a seguir alabando? ¡Abre los ojos, idiota!

También he visto los videos del IRREAL este (ni loco pago por ver a este falso), y debo decir que con esa voz de tarado y cara de sobrado no me dice ni más ni menos que lo que podría conseguir en cientos de tutoriales por YouTube. ¿Quieres aprender Social Media de verdad? Lee, investiga, haz, prueba, ensaya, equivócate y vuelve a probar. Esa es la mejor fórmula, es la que usamos los que de verdad sabemos de esto.

Y el show más reciente del Irreal: guindarse con Gaby Castellanos (una tipa que sí sabe lo que hace, sí tiene una trayectoria reconocida y una fama bien merecida) “por un supuesto plagio y por amenazas y extorsión”. ¡Pura paja! El tipo es tan “pilas” que arma shows (que sabe que a la gente le encantan) para aprovechar ese “ruido” y estar siempre “sonando”. Bien lo dice el refrán: “Que hablen de ti bien o mal, no importa, lo importante es que hablen.”

¿O es que también se te olvidó el show con Caraota Digital y el post plagiado del mamarracho este? ¡Es que ni redactar sabe! ¿Y vas a venir tú a aplaudir a bolsas de esta categoría?

Y sé que también podrás decirme: “tú lo que estás en envidioso de la fama que él tiene”. Y sólo puedo decirte una cosa, mi amigo: JAJAJAJAJAJAJAJA (me cago de la risa de ti). No soy una persona que envidio ni ambiciono lo que tienen los demás. Soy demasiado genuino y sincero como para estar detrás de lo que los demás hacen. Simplemente, como siempre he sido, digo lo que pienso y lo que opino con total libertad, con franqueza. Digo la realidad, realidad que muchos no ven (o no se atreven a decir).

Hace algún tiempo hice una encuesta en Twitter acerca de estos dos personajes para saber qué opinan mis seguidores de ellos, y estos fueron los resultados:

¿Qué opinas tú? ¿Cuál es peor?

P.D.: Mamarracho que a todo le aplaudes, que con todo te quieres tomar una foto y que a todo alabas como lo máximo: ¡DESPIERTA! ¡No seas webón!

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover. Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!