Venezuela incomprensible

elecciones venezuela 2018

Venezuela es el país de lo insólito, de lo extraño. Es el país, supuestamente con la gente más feliz, pero es el país con peor calidad de vida, para resumir la inmensa lista de calamidades que padecemos los que aquí vivimos.

Y es tan incompresible este país, que ya lo vimos el 20 de mayo en las “elecciones presidenciales”: el chavismo volvió a “ganar”.

¿Por qué gana el chavismo en Venezuela?

A mi parecer, la lista de motivos es INMENSA. Pero para no hacer esta Micro Crítica muy extensa, lo voy a resumir en una palabra: ¡Porque somos pendejos!

Los resultados, supuestamente oficiales, de las elecciones los puedes leer aquí. Y luego de revisados los mismos, hay ciertas cositas que tenemos que analizar, para darnos cuenta de la magnitud de políticos tramposos, falsos y doble cara que nos gastamos en este país. Políticos que, por cierto, mientras sigan haciendo “oposición” de esa forma, con una muy dudosa reputación, con evidentes contradicciones, y con notorios intereses económicos, nunca enrumbarán este país a una situación diferente.

En el caso de Falcón

¿Por qué salió, minutos antes del anuncio oficial, a cacarear que “desconocía el proceso”? ¿Por qué entonces aceptó ir a un proceso tramposo con tramposos? ¿Es que acaso a él no le bastan los 6 (no voy a decir que los 20 año de chavismo, porque él estaba en sus filas) años de gobierno y malandraje de Maduro para darse cuenta de que no van a soltar el coroto con elecciones? ¿De qué le sirvió ofrecer dólares y proponer plata para todo el mundo, si no tuvo convocatoria? ¿Cómo es que se queja AL FINAL de que “no cumplieron los acuerdos” (que hubo ventajismo, en criollo), pero no durante la campaña? ¿Acaso él es ciego o estaba muy borracho para ver la realidad?

En el caso de Bertucci

¿De qué le sirvieron las 300 y tantas denuncias de irregularidades y delitos electorales que hizo? ¿De qué le sirvió la regaladera de sopa? ¿Es acaso él una emergente figura política del país o también desaparecerá en el olvido como muchos otros? ¿De qué le sirvió ser pastor de iglesia e invocar a Dios? ¿No fue acaso una muestra más de que ni con votos ni con oraciones se sale de estos narcochavistas?

En el caso de los otros (María Corina, Capriles, Ramos Allup, Borges, etc., etc.)

¿Cuál es el libreto ahora? ¿Decir que ellos tenían razón y que las elecciones serían una pérdida de tiempo? ¿Van a seguir proponiendo giras internacionales que nada solucionan? ¿Van  seguir proponiendo un “acuerdo nacional” cuando todo el mundo sabe que ellos lo que quieren es el coroto para seguir en lo mismo? ¿Van a seguir apostando a una intervención extranjera que nunca llega?

Luego de ver este desbarajuste nacional, es que yo me pregunto: ¿Por qué no pasa nada? ¿Por qué la gente sigue indolente, como si nada?

Pero más allá de la estupidez ciudadana general, creo que la pregunta más importante que tenemos que hacernos es, ¿y ahora qué?

Mientras analizamos, comentamos y opinamos sigue muriendo gente en los hospitales, sigue faltando el transporte público, y el poquito que hay cobra el pasaje que le da la gana, continúa la gente comiendo en los basureros, y nos sigue costando una bola comprar la poca y mala comida que se puede conseguir… ¡Y esto será así al menos por 6 años más!

Como lo mencioné en mi primer post de este año: de las tres opciones que yo veía para Venezuela todo parece indicar que la que nos queda es la tercera… ¡Nos vamos!

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover. Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!