¿Y si Chávez no hubiera nacido?

Hugo Rafael Chávez Frías nació el 28 de julio de 1954 en Sabaneta de Barinas, en los llanos de Venezuela. Era el hijo de un matrimonio de maestros de educación primaria -Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías-, y el segundo de seis hermanos. Su abuela india, Rosa Inés Chávez, cuidó de los dos hermanos mayores, y fue ella quien enseñó a leer y a escribir al pequeño Hugo, mientras el niño ayudaba a la economía familiar vendiendo dulces de lechosa (fruta bomba), conocidos como “arañas”. Por eso se le conocía como el “arañero” de Sabaneta.

En mala hora vino un vientre a concebir tan detestable ser, que no sólo ha venido a joder un país, sino a medio continente americano.

Es que si tuviéramos que hacer una analogía, yo la haría con la película “La Profecía”, recordando aquella escena en la que exhuman la tumba de la verdadera madre de Damián y lo que consiguen son huesos de chacal.

Bueno, en el caso de la mamá de Chávez, lo que habría sería huesos de zorro. Porque sin duda era un vivo, el coño’emadre ese…

¿Qué hubiese pasado si, en mala hora, no hubiese nacido semejante guaricho?

No hubiésemos tenido un 4F ni un 27N de 1992. Pero tampoco hubiésemos visto un Chávez disfrazado de cordero en el 98 sacar los colmillos en el 99. Sin duda.

¿Hubiese alguien más dentro de las fuerzas armadas de la época tenido las bolas de intentar un golpe?

Si el Alí Babá de Barinas no hubiera visto la luz probablemente los Chávez seguirían tan pata en el suelo como lo fueron entonces. No tendrían las millonarias fortunas que ahora ostentan, y Rosinés estaría estudiando en la UNEFA o en la Santa María, comprando el título universitario, claro está.

Si Chávez no hubiese nacido… Coño… ¿Qué se te ocurre a ti?

Se me ocurren tantas cosas y el país estaría tan diferente sin esta sombra turbia y roja en la historia republicana que ha significado el chavismo… ¿no crees?

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover. Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!